domingo, 22 de junio de 2008

Lirio del Jordan


Lirio del Jordan:

Quitándome el aire, tu aliento llega,
como el sol alto quemando en la arena,
quema la piedra, con dureza eterna
y la mañana azul el brillo ciega.
Tú, dama de Jordania, eres estrella,
pintas de claro la duna morena,
con la belleza de luz nazarena,
que en la roca, con amor, grabo su huella.
Templo de Petra, reina y dueña hermosa,
del palacio de luna, eres la diosa,
tu cuerpo posa sobre mármol rosa.
Lirio de oriente con ojos oscuros,
mi corazón mana sangre dorada,
por tus besos, llora diamantes puros.

F. Rubio