miércoles, 11 de junio de 2008

Salvemos la tierra


LA MAR SE MUERE:

Se ha quedado el gran albatros ciego, sin su vuelo,
hundidas en negra sangre, sus alas quedaron,
remontar su vida, el ya no puede… se oye el duelo,
ya no brilla el sol sobre el mar, que ellos maltrataron.

La luna llora amargas lágrimas en la arena,
con la marea y la roca del muerto coral,
la gaviota gris quiebra el llanto de la sirena,
luto de espuma y tinte de sombrío mural.

Manchando las playas de venenosos vertidos,
los delfines ya no cabalgan sobre las olas,
la ballena desfila a velar a los heridos,
y tocan lamentos de viento, las caracolas.

Sumergida bajo los océanos sin luz,
la madre tierra dirá, ya basta de agresión,
como una anciana madre, por su hijo va a la cruz.
cansada de que el hombre, le rompa el corazón.


F. Rubio.