jueves, 17 de julio de 2008

Mi rosa perdida



Mi rosa perdida


El jardín no tiene verja
que lo proteja de lamentos,
sus flores derraman llantos,
añoran las manos del jardinero.
Salio de madrugada, y no ha vuelto,
busca una rosa perdida,
era su flor preferida, pero ella,
se enamoro del silencio.
Rosa que de otro pecho prendida
quedaste, en la solapa del viento
vas perfumando otros amores.
Yo cuide tu rosaleda en invierno,
y en primavera de mis labios
agua bebiste… -Mi rosa-
clavadas las espinas me dejas,
terciopelo en mis mejillas
me recuerdan suaves tardes,
voy buscando tu tallo… -Mi rosa-
yo el rocío de mis ojos te regalo,
para que vuelvas,
al jardín sin verja de mis manos.


F. Rubio