jueves, 25 de septiembre de 2008

Amores niños:


Amores niños:

De gris perla se vestía el cielo
en la mañana del otoño,
las nubes hacían muescas al sol
cortando el negro de las sombras,
sentados en la baranda del parque
tú me agarrabas de la mano, y yo,
temblaba de rubor,
era el amor de adolescentes
que por primera vez se besan
sin mirarse a los ojos cerrados,
tus labios parecían terciopelo
que se quiebra con el tacto mudo,
del momento de los amores niños,
hoy la mañana vuelve a vestirse de gris,
y no puedo olvidar el parque del amor
y su baranda de adolescencia,
cierro los ojos al pasar por el,
queriendo sentir el temblor de tus besos
y ver el rojo de nuestras mejillas al mirarnos,
no quiero perder ese momento,
que se gravo a fuerza de caricias
de rayos de sol entrecortados,
hoy llega otra mañana de otoño,
y sentados en el parque,
veo otra pareja de adolescentes
besándose con los ojos cerrados,
los miro y me doy cuenta,
son el fruto de nuestro amor,
nacido de jóvenes amores,
en el gris otoñal de las sombras
del parque de nuestros besos,
y los amores niños.


F. Rubio