jueves, 13 de noviembre de 2008

Tus ojos y el sueño:

Tus ojos y el sueño: 

Viajando por los sueños de tus ojos, 
respirando tu perfume de camelias y nardos. 
Siento que se me va el sentido, 
Es el misterio que tus caricias 
dejan en la cálida estancia 
de los amantes atemporales, 
La huella del placer etéreo. 
Suenan violines de manantiales frescos 
en las comisuras de los labios del deseo, 
Colgando de las eternas palabras, 
y con su eco… 
Alimentan las noches de gemidos 
que rompen el frío eterno de las miradas, 
 desvían las caricias del temblor del cincel,  
cuando crea esculturas de la memoria enamorada 
del Romeo con su Julieta amada. 
Y sigo viajando por tu mirada celeste, 
como el cometa perdido 
en las profundidades de tu universo, 
Para diseñar una estela Láctea de tus besos 
y respirar en la materia oscura de tu pecho, 
como si fuera el Big Ban de nuestro amor. 
Y caigo en el efluvio del fuego eterno 
quemando las ropas del sentido, 
y amándote hasta que se acabe el tiempo. 
Quiero seguir soñando en la luz de tus ojos 
y morir en el paraíso de las escrituras, 
cuando nuestro amor se apague 
y caiga en ese agujero negro del tedio, 
que jamás debió existir en la historia 
de los amantes de los tiempos eternos. 
Solo quiero sentir los abrazos de tu cuerpo 
al despertar del sueño de Eros, 
no me dejes despertar del placentero abismo 
de tu cuerpo, 
dame la anestesia de tus besos 
y dormiré eternamente contigo. 

F. Rubio