sábado, 9 de mayo de 2009

Ella…mi reflejo.


Ella…mi reflejo.

El alma que me acompaña cada día
el espejo donde mirarse,
el reflejo donde quererse.
Se despierta a mi lado cada mañana,
apenas sin hacer ruido, 
mesa su pelo, lava su cara,
y desea los buenos días.
Vestido humilde, gesto amable, 
zapatitos de tacón,
y olor a pan recién horneado.
Ella se sienta en la mesa 
con ademán bondadoso,
me mira, y hecha a volar un beso
pregunta ¿como estas?.
Ella, el alma mía, 
la mujer que quiero y me quiere, 
mi compañera de viaje,
mi espejo fiel, mi amor, mi dueña.
Ella…mi tesoro.

F. Rubio