miércoles, 10 de junio de 2009

Los tres amigos


Los tres amigos.

Cada tarde salen paseando su mirada,
caminando con su compañero el bastón,
Su fiel apoyo… su atril de penas.

Llega hasta su ultima esquina para sentarse en un banco,
a contarle historias a su sombra,
su inseparable amiga, su sufridora callada,
¡esá..! que nunca le engaña, 
y escucha en silencio sus palabras.

Camino amigo, camino hecho,
Entre los tres lo andan, entre los tres lo acaban
No se contradicen, el hombre pone frases a su pasado,
Su bastón lo escucha, 
y la sombra... calla.

Como cada tarde, cuando va llegando la noche,
Los tres vuelven sobre sus pasos
desgastando esquinas ya conocidas,
Mañana volverá a su paseo, con su pilar de palisandro
y su tertuliana sombra, 
que sorda lo mira… pero nunca lo abandona.

Como cada tarde los tres amigos se sentarán en el parque,
El anciano contará recuerdos, el bastón descansará sus años,
y la sombra dormirá en silencio escuchando los rumores viejos.

F. Rubio