lunes, 8 de febrero de 2010

Por ti, seré el sacrificio:




Por ti –
 Seré el sacrificio,
en el ritual de tu vientre incandescente.
Yo seré-
 El ágape ofrendado a tus caricias
un manjar de lujuria sacrificado a tu carne,
sin temor a evaporarme en suspiros,
como el agua en el calor de tus besos.
Yo me ofrezco-
 A ser devorado en abrazos sumisos
como el macho de la mantis religiosa.
Te dejo mi vida-
 Y eternizo mis sentidos,
en copulas eternas de noches nupciales.
Yo te serviré-
 En las cabalgadas torrentosas
de tus estremecimientos desbocados,
como un potro retorciéndose bajo tus espuelas,
agarrado al nácar almidonado de las sabanas.
Yo sucumbiré-
 A tus deseos caudalosos
en el fango terrenal moldeado por ti,
con sincronizadas envestidas de aliento
 en las simas de tu selva humedecida.
Yo seré-
 El que sacie tu sed de amor.

F. Rubio