sábado, 22 de mayo de 2010

Los celos del mar, la luna y la noche:


Los celos del mar, la luna y la noche:

Cuando las olas recogen sus rizos
y dejan vacías las huellas de la arena,
gimen las rocas ruborizadas
observando las embestidas de la noche
que cabalga sobre la luna desnuda.

El aire silba notas de violines
y el horizonte…
corta como el filo de una espada,
el reflejo refulgente del mar enamorado.

Desprendiéndose de las intimidades celestiales,
las estrellas una a una van cayendo 
sobre el rojo lecho de coral tejido 
por los besos silenciosos de la noche.

Y al despertar el alba,
la luna abandona los abrazos nocturnos
dejando corazones dibujados en la playa,
y el mar, embravecido por los celos,
con sus olas los va borrando. 

F. Rubio 

viernes, 7 de mayo de 2010

Quizás algún día:


Quizás algún día:

Quizás algún día,
La rosa muera en mi pecho
De primavera tardía 
Y un caracol recorra mis huesos
Comiéndose las hojas muertas.

Quizás algún día,
La luna se bañe en besos
De nata y mermelada de fresa
Y abandone la noche en la cama
Para engañarla con el día.

Quizás algún día,
El agua riegue mi campo
Dándole verde a mi vida
Y en ella florezcan versos
Entre los surcos de mi tristeza
Y los trigales de tu alegría.

Quizás algún día,
Tú dejes la pena en la sombra
Y me traigas en un bolsillo
El fuego de tu sonrisa 
Para encender una llama 
Entre tu cuerpo y el mío.

Quizás algún día,
Tú vueles con el viento
Humedeciendo las olas
Que refrescan mi arena 
Y podré despertar cada mañana
Abrazado a tu mirada.  

F. Rubio