lunes, 23 de julio de 2012

Dormiré en el cielo.





Dormiré en el cielo.

 Creemos en la bondad de la vida
y luego te golpea en la cara,
y el viento se vuelve ardió.
 La garganta se reseca al no tener más lagrimas
que regalarle al verdugo,
 y entonces nos dormimos en un banco
tatuando el rocío en nuestro DNI...
Y pides que te lleve la noche ha algún lugar,
donde la vida sea un trago de liviano veneno
que acorte la noche,
 y el despertar sea un eterno cielo.

F. Rubio©




lunes, 16 de julio de 2012

Dame tu amor en vida


                                                       Dame tu amor en vida


Cuando caiga en el olvido…abriréis mi corazón 
y entonces conoceréis la verdad de aquello por lo que sufrí, 
de que me sirve la vida, si no puedo decir te necesito…abrázame 
y quiéreme antes de que me haya ido.

F. Rubio (c)

sábado, 19 de mayo de 2012

La soledad no es un buen sitio para quedarse.




Te espero sentado en el escalón de mi vida… No tardes, 
está anocheciendo en mi alma.

viernes, 18 de mayo de 2012

Mis ojos quieren descansar de lágrimas:




 Tengo la sensación de caminar
solo por un camino sin final,
nadie me acompaña.
Solo sombras que a menudo creo verles las caras,
pero siento que son alucinaciones de mi soledad,
espejismos de la culpa. 
Síntomas de carencias de cariño
o solo desiertos en mi mente.
Y el camino se me hace cada vez más largo y duradero,
y quiero descansar…acostarme;
 a la sombra de un árbol que apacigüe mi cansancio.
Solo quiero sentir la quietud de mi vida,
y la armonía de la respiración conjugada con el viento.
Pero no encuentro dicho palio
que albergue mi  tristeza,
y la balancee hasta dormirla,
 He de seguir caminando,
hasta que el horizonte me duela en los ojos
 y los pies sangren.
Quizás de esta manera expíe la mirada en mi espalda
y no sienta peso en mi cabeza.
Y si la brisa, acompañando mi destino,
quizás entonces sepa a donde me dirijo
 y si ha valido la pena caminar,
cargando tantas lágrimas.

F. Rubio ©



jueves, 5 de abril de 2012

La noche mató nuestro amor:


La noche mató nuestro amor:
¿Cuál fue el silencio que rompió nuestro amor?
¿En qué momento no desperté para darme cuenta?
Esta noche gritaré a la luna,
Que me diga… porque calló aquella noche que tú me dejabas.
Que yo te dejaba…que el amor nos dejó.
Sigo buscando en el aire, en el pasado,
En todos los rincones de una alcoba,
De un campo y de una playa.
Pero no hay rastro de ese crimen… que la noche cometió.