viernes, 12 de mayo de 2017

Ahí dentro. -











Cuando el dolor te ahoga y sientes morirte;
¡Grita! aunque tan solo sea para dentro.
¡Ríe! que nadie te pregunte qué te pasa,
Disimula, quizás así pueda que pase el dolor.
Tan solo tú sabes que pasó ahí dentro
o qué causó esa herida, que tan difícil cura tiene,
que mortifica el día a día.
No dejes que la oscuridad salga, ilumina la cara,
Que nadie te pregunte qué te pasa.