sábado, 21 de marzo de 2009

Reflexiones de los ácaros de los Dioses;


Reflexiones de los ácaros de los Dioses;

Soñando lunas de alabastro,
quedé tendido en el sofá
Soñando otras vidas celestiales
que despiden su propia luz,
Pero solo era eso… un sueño.
Despertar a la realidad desnuda,
Hace que quiera seguir dormido en los sueños irreales
De una existencia que tan solo consigo alcanzar…
entre los brazos de mi viejo sofá.
Entre sus telas tejidas
y cargadas de mis propios ácaros,
Quizás para ellos, yo sea su creador,
su Dios, su ser superior,
he llegado a pensar,
si nosotros realmente no fuéramos
los llamados ácaros de los Dioses,
Si realmente no somos un diminuto microbio
en una bola de polvo universal,
que flota en la estancia semiapagada de otro ser superior.
Bueno, mis ojos vuelven a cerrarse
y de nuevo el sueño me invade.
Quiero seguir soñando,
Que no estamos solos en el desierto,
Que seguir caminando hacia algún lugar,
Me llevará a encontrarme con otro ser semejante a mi,
Que duerme en su viejo sofá de tela,
con sus seres acaréanos,
Habitantes de su universo que también es el mío.
¡¡ ah,, he de pedirle a mi mujer,
que tenga cuidado al lavar la funda de mi sofá,
Pues destruye la vida que he creado!!
solo queda que preguntarme…

¿cuando nos meterán a nosotros en la lavadora universal?
F. Rubio