sábado, 22 de mayo de 2010

Los celos del mar, la luna y la noche:


Los celos del mar, la luna y la noche:

Cuando las olas recogen sus rizos
y dejan vacías las huellas de la arena,
gimen las rocas ruborizadas
observando las embestidas de la noche
que cabalga sobre la luna desnuda.

El aire silba notas de violines
y el horizonte…
corta como el filo de una espada,
el reflejo refulgente del mar enamorado.

Desprendiéndose de las intimidades celestiales,
las estrellas una a una van cayendo 
sobre el rojo lecho de coral tejido 
por los besos silenciosos de la noche.

Y al despertar el alba,
la luna abandona los abrazos nocturnos
dejando corazones dibujados en la playa,
y el mar, embravecido por los celos,
con sus olas los va borrando. 

F. Rubio