lunes, 20 de julio de 2009

Mi Venus de la ventana:








Mi Venus de la ventana:

Amanece en la ribera, 
el sol,
despertando las nubes.
Una imagen en el trasluz de mí ventana,
la silueta de una Venus enamorada.
Olor a caramelo en el aire
y el dulce color en tus mejillas,
 sueños de ambrosía en tu mirada.
De fondo,
 suena el adagio de Albinoni
y el reflejo de un ángel prometido
me susurra buenos días.

Va transportando la luz
un prisma de emociones candentes,
me parece irreal la imagen 
que la sombra persigue.
Pero estás aquí, 
junto a mí cama,
no es un déjà vu, 
lo estoy viviendo,
eres tú, 
mi amada.

Quedo absorto en las translucidas bellezas
que tu cuerpo describe 
y se va echando la tarde.

Una barca se desplaza río abajo,
su vela blanca latina,
me hace recordar tu sonrisa,
y al contemplar el vuelo
de una paloma que la acompaña,
entorno los ojos y veo al sol
saludando a la luna.
Ella, quiere bañarte de nácar,
pintarte de brillos, 
para anunciar la noche.

Si, la noche que nos conocimos,
la que puso el azul del cielo en tus ojos,
y abrió el diapasón de los versos enamorados.
Para ti, 
mi Venus en la ventana,
mi diosa…mi amada.

F. Rubio